“El que no lucha por lo que quiere no merece lo que desea”
 
DocSur, Colectivo de Comunicación
 
  NOTICIAS-PRINCIPAL
  => ACTIVIDADES REALIZADAS
  => Gira por Santiago y Tucumán
  => Ciro James- un espía suelto en la Universidad de La Matanza
  => Luciano Arruga desaparecido
  => ¿ACALLARAN LAS VOCES DE LOS QUE TIENEN SUEÑOS?
  => No a la suspensión de La Ley de Medios
  => Cumpleaños MoCaSE
  NUESTROS VIDEOS
  PROYECTOS Y AREAS DE TRABAJO
  LA UNIVERSIDAD
  QUIENES SOMOS
  VIAJES AL MOCASE
  Actividades 2008
  PAGINAS AMIGAS
No a la suspensión de La Ley de Medios

COMUNICADO DE PRENSA 

El 02 de febrero último entró en vigencia un fallo de la Jueza Olga Pura de Arrabal, de la Ciudad de Mendoza, que suspende la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, ante una presentación del diputado nacional mendocino Enrique Thomas.

Posteriormente, el Poder Ejecutivo nacional apeló dicho fallo, encontrándose en la actualidad el trámite judicial en la Cámara de Apelaciones de la mencionada provincia, quien deberá expedirse en un tiempo que no puede anticiparse.

El argumento para paralizar la implementación de una Ley antimonopólica, reclamada durante un cuarto de siglo y elaborada por los más diversos actores sociales durante más de cinco años, es que la norma no tuvo la debida legalidad durante el trámite parlamentario.

El fundamento cae por su propio peso, cuando la Ley contó con un amplio proceso de debate en ambas Cámaras, en las Comisiones y en el Recinto, y estuvo precedido de Audiencias Públicas donde todos los sectores involucrados expresaron sus puntos de vista y de allí surgieron aportes que fueron incorporados en el texto que finalmente se aprobó.

La Jueza pretende congelar la ley de la democracia, burlar los derechos de las organizaciones sociales y la propia voluntad de 147 diputados y 44 senadores, que con su voto hicieron ley una de las aspiraciones democráticas más sentidas de la sociedad: democratizar las comunicaciones audiovisuales concentradas por cuatro grupos monopólicos, que desde hace treinta años son dueños absolutos de la palabra y las imágenes, de lo que se habla y se muestra y de lo que no, y han acumulado el poder necesario para poner y sacar gobiernos a su antojo.

La jueza, de acreditados vínculos con uno de los monopolios mediáticos, parece abonar a la Ley de Radiodifusión de la dictadura votada por nadie, cuando en la Argentina existían 350 campos de concentración y la desaparición de personas y el robo de bebés era moneda corriente, y sus autores están condenados por crímenes de lesa humanidad.

Este fallo judicial constituye una violación al derecho a la comunicación y la libertad de expresión, un verdadero “piquete” al derecho de las organizaciones sociales de ser emisores de la comunicación audiovisual.

También expresa que la estrategia del poder económico y los grupos concentrados de la comunicación es desviar hacia el terreno judicial aquello que han perdido en el terreno político, haciendo “un pito catalán” hasta las propias recomendaciones de algunos de los ministros de la Corte Suprema: “no hay que judicializar los temas que deben resolverse políticamente”.

Desde algunos sectores nacionales se sostiene, con buena intención, que la suspensión de la Ley 26.522 es por responsabilidad del gobierno nacional, quien no realiza campañas de difusión pública y no acciona lo suficiente sobre el Poder Judicial.

Sin embargo, nos preguntamos: ¿Por qué devolverle la pelota a quienes tuvieron el coraje y la valentía de asumir como propio un proyecto nacido en la base social, mucho más cuando el oficialismo lo sostuvo en ambas cámaras y una vez aprobado lo promulgó de inmediato?

¿No será el momento de mirarnos a nosotros mismos e interrogarnos acerca del rol de las organizaciones de la sociedad en esta coyuntura?  Quizá ha llegado el momento de dejar atrás la inercia del verano y asumir que la implementación de la ley, la democratización efectiva de las comunicaciones, no es un problema legal, sino que estará en directa vinculación con la correlación de fuerzas que logremos forjar a nuestro favor: volver a unir el abanico de fuerzas sociales y políticas que se puso en movimiento al momento de la sanción en el Congreso.

Contamos para ello con una ley aprobada a nuestro favor.

Desarmar los monopolios, desarticular a los que dominan e imponen las ideas, los conceptos y las imágenes sociales no será tarea sencilla. Lo haremos a condición de recrear este sueño colectivo de creer en nosotros mismos.

La batalla por hacer cumplir nuestra ley, por sacarla del pantano judicial, es decisiva para la democratización de la sociedad. No es posible imaginar una Argentina con distribución de la riqueza y la cultura, si antes no logramos democratizar la palabra.

COLECTIVO RADIO GRÁFICA

Buenos Aires, 25 de febrero de 2010

RADIO GRAFICA FM 89.3

COMUNICACIÓN POPULAR MASIVA

Avenida Regimiento de los Patricios 1941 – Ciudad de Buenos Aires  Teléfono: 4 116-2848 / 4139-0171                Mensajes de texto: 15-3080-6226  Mail: info@radiografica.org.ar / www.radiografica.org.ar

Declarada de interés social y cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires - Declaración 84/2007 Reconocimiento legal del Comité Federal de Radiodifusión mediante Resolución Nº 624/COMFER/08. Asociada al Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO)






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

Conseguí nuestro material!!!  
   
Publicidad  
   
Hoy habia 1 visitantes (6 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
"El documental como una herramienta para el cambio social"